Preñez alto riesgo inquieta médicos

Si la Asamblea Revisora aprobara el artículo 30 del proyecto de modificación constitucional sobre el derecho a la vida, los médicos se verían obligados a desatender a las pacientes que por obligación requieran de la remoción del feto.

Viagra is employed to take care of this conditions: , sample cialis pack. Before you take Valtrex, inform your doctor in case you have: cialis discount Caution against premature application buy viagra cialis.

Así lo afirmaron los presidentes de la Sociedad Dominicana de Ginecología y Obstetricia, Milcíades Albert; de la Asociación Nacional de Dueños de Clínicas Privadas (Andeclip), Rafael Mena, y del Colegio Médico Dominicano (CMD), Waldo Ariel Suero, quienes coinciden en que ningún galeno se va a exponer a ir a la cárcel por salvar a una mujer que se debate entre la vida y la muerte por un embarazo de alto riesgo.

 

Albert dijo que los profesionales de la salud, que están llamados a prestar atención a las mujeres verían comprometida su responsabilidad y estarían expuestos a persecución jurídica, ;cuando se vean en la disyuntiva de elegir entre salvar la vida de la madre o la del embrión que lleva en su vientre.

Precisó que los casos más comunes de las mujeres en estado de gestación son la hipertensión inducida por el embarazo, mejor conocida como preeclampsia o frenesí, embarazo ectópico, así como rompimiento de  fuente a las 22 ó 23 semanas, y que en su mayoría requieren de la remoción del feto para garantizar la vida de la madre.

Añadió que en vista de que el artículo 30 contempla “El derecho a la vida desde la concepción hasta la muerte. No podrá establecerse, pronunciarse, ni aplicarse, en ningún caso, la pena de muerte”, los médicos no tendrán otra alternativa que quedarse de brazos cruzados hasta que muera el feto o la madre.

“La mujer que se complique con una situación de las mencionadas va a morir, porque el médico no va a poder hacer nada. Como ahora se tiene la libertad, como lo establecen todas las normas de manejo, que cuando se complica un embarazo se va negociando y se lleva hasta donde se puede, cuando no se puede, entonces se toma la decisión de remover el embarazo, pero con las manos atadas no se puede hacer nada”, advirtió Albert, al ser entrevistado en el programa “Consulta Médica”, que se transmite por CDN, La Radio.

De su lado, Suero dijo que el CMD respeta el derecho a la vida, pero favorecen el aborto terapéutico, ya  eso preserva la vida de la mujer que es la que prima en un embarazo de alto riesgo.

Sostuvo que, si se aprueba el artículo 30 tal y como está, aumentará aún más la mortalidad materna.

Mena, de Andeclip, comparte también esas posiciones, y añade que de aprobarse ese proyecto los médicos “no tendrán de otra que dejar morir a las pacientes, pues nadie irá a la cárcel, cuando está condenado por ley elegir la vida de la madre en lugar de la del feto”.

En tanto, el diputado peledeísta y presidente de la Comisión de Salud de la Cámara Baja, Víctor Terrero, advirtió que se condenaría a la muerte a muchas mujeres dominicanas si no se suprime la parte que reza “desde el momento de  la concepción” del artículo 30 del proyecto de modificación de la Carta Magna propuesto por el presidente Leonel Fernández.

Terrero, médico gineco-obstetra, en entrevista para “Huchi Lora en CDN, La Radio”, sostuvo que el artículo, como está redactado, pondría una camisa de fuerza a los médicos en los casos en que no haya más remedio que interrumpir el embarazo para salvar a la mujer.

Mucho dinero detrás del asunto

Desde las 6:00 p.m. de ayer, con el objetivo de concluir a las 6:00 a.m. de hoy, los católicos montaron una vigilia frente al edificio del Congreso Nacional para demandar de los legisladores el respeto a la vida con la aprobación del artículo 30 del proyecto de modificación constitucional que envió el Ejecutivo.

Con velas y cánticos alusivos a la vida, cientos de feligreses, encabezados por monseñor Juan Antonio Flores Santana, llamaron a los legisladores a respetar el derecho a la vida desde la concepción hasta la muerte.

“Estamos reunidos pidiéndole a Dios que ilumine la mente de los legisladores y que toque su corazón para que siempre defiendan la vida y acaten la verdad, el derecho y la ley santa de Dios”, proclamó Flores.

En tanto, el coordinador de la Pastoral Juvenil, Luis Rosario, exhortó a los congresistas a no dejarse  llevar de las insinuaciones, debilidades y argumentaciones en pro del aborto.

En la mañana de ayer, el párroco de Capotillo, Wilfredo Montaño, denunció que existen “manos poderosas” detrás de la despenalización del aborto, que de aprobarse se daría luz verde a la eutanasia y otros males.

Advirtió a los asambleístas que no se dejen “meter gato por liebre”. El religioso dijo que: “Hay mucho dinero corriendo detrás de este asunto”.

PUCMM: la vida empieza con fecundación

En el debate, la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM), a través de la Facultad de Ciencias de la Salud, fijó su posición en la que asegura que “entendemos que la vida debe ser respetada aún en circunstancias que puedan poner en duda la continuidad de la misma”.

Señala que apoyan en todas sus partes lo que establece el artículo 30 del proyecto de modificación del presidente Fernández para que se respete la vida desde la concepción hasta la muerte.

Mediante un comunicado público, la academia explica que basa su posición en los principios científicos y cristianos.

Expresa que en su condición de entidad formadora de profesionales de la salud está en la responsabilidad de asumir una posición frente a la trascendencia del referido artículo.

La institución explica que su posición se basa, además, en los postulados de la declaración de Madrid que establecen que “existe sobrada evidencia científica de que la vida empieza en el momento de la fecundación”.

El cigoto es la primera realidad corporal del ser humano y que el embrión y el feto son las primeras fases del desarrollo de un nuevo ser.

La PUCMM indica en dicha declaración que el embrión y el feto son independientes del modo que se hayan originado, sea por reproducción natural o asistida.

Inviolabilidad de la vida

El artículo 8 de la Constitución vigente establece “La inviolabilidad de la vida. En consecuencia no podrá establecerse, pronunciarse ni aplicarse en ningún caso la pena de muerte, ni las torturas, ni ninguna otra pena o procedimiento vejatorio o que implique la pérdida o la disminución de la integridad física o de la salud del individuo”.

En tanto que el artículo 30 del proyecto del Poder Ejecutivo establece que “el derecho a la vida es inviolable desde la concepción hasta la muerte”.

Fuente: elcaribecdn.com.do

Source: Abril 2009